¿Sabes lo que pasa cuando fumas al lado de tu hij@?

Efectos del tabaco en los niños

Cuando camino por la calle suelo ver a muchos padres que fuman despreocupados al lado de sus hijos, incluso dentro del coche, y me pregunto si saben lo que este gesto conlleva para la salud de sus retoños. Las políticas de promoción de la salud se centran en los efectos del tabaquismo en los mismos fumadores, pero lo que quiero comunicar con este artículo son los efectos del tabaquismo pasivo en los niños hijos de fumadores y los efectos del tabaquismo durante el embarazo.

Según los últimos datos se estima que el 25% de los españoles fume a diario y los que más fuman son las personas entre los 25 y los 35 años, o sea justamente las personas en edad reproductiva. Muchos estudios han demostrado que los hijos de los fumadores tienen más riesgo de padecer las siguientes patologías:

  1. Aumento de las infecciones respiratorias como gripe y resfriados, pero también bronquitis y neumonías. Además se ha visto que los hijos de fumadores suelen presentar cuadros más graves con más riesgo de hospitalización.
  2. En los más pequeños, aumento de las bronquiolitis, y sobre todo de las bronquiolitis graves con criterios de hospitalización.
  3. Síndrome de muerte súbita del Lactante, también llamada “muerte en cuna”, una de las preocupaciones más grandes para los padres. Los hijos de fumadores presentan un riesgo 3 veces mayor de padecerla y el riesgo se relaciona con la cantidad de cigarrillos fumados.
  4. Rinitis Alérgica
  5. Asma: los hijos de los fumadores tienen un riesgo aumentado de padecerla del 20-85%. Además el tabaquismo paterno está relacionado con las formas más graves de asma.
  6. Otitis medias recurrentes, o sea las otitis que se tienen que tratar con antibióticos por vía oral y que se relacionan con infecciones respiratorias.
  7. Caries dental
  8. Déficit auditivo e hipoacusias
  9. Déficit de vitamina D, que puede conllevar raquitismo y osteomalacia
  10. Adelanto de la pubertad en las niñas

El tabaquismo pasivo puede causar también patologías ortopédicas:

  1. Pie zambo, una deformidad congénita del pie en equino-varo-aducto-cavo bastante frecuente que se detecta al nacimiento. Más información en Mi hijo tiene Pie Zambo
  2. Enfermedad de Legg- Calve-Perthes, que consiste en la necrosis avascular de la cabeza del fémur y ocurre en los niños pequeños (de 3 a 12 años). Puede conllevar la necesidad de cirugía y puede dejar secuelas permanentes en el niño.

Y hay que tener en cuenta que cuando sean adultos los hijos de los fumadores tendrán:

  • Hasta un 30% más de riesgo de padecer infartos y enfermedades cardiovasculares
  • Hasta un 20% más de riesgo de padecer Cáncer de Pulmón

Además hay que tener en cuenta que a todas estas condiciones se suman otras si la mamá fumaba cuando estaba embarazada ya que el tabaquismo durante el embarazo provoca más riesgo de:

  1. Abortos espontáneos
  2. Cardiopatías congénitas, o sea defectos del corazón del bebé que suelen precisar cirugía
  3. Prematuridad con todas sus consecuencias. Se asocia también a rotura prematura de membranas y bajo peso al nacimiento.
  4. Muerte perinatal, o sea durante el parto o poco después. Se ha visto que en las madres fumadoras el riesgo de muerte intraparto es 50% mayor y el riesgo de muerte neonatal 20% mayor que en la mamás no fumadoras.
  5. Malformaciones orofaciales como labio leporino y paladar hendido, que también suelen requerir cirugía.
  6. Defectos del tubo neural como la espina bífida y el mielomenigocele.
  7. Malformaciones gastrointestinales.
  8. Reducida función renal y riñones más pequeños.
  9. Polidactília, o sea el hecho de tener más dedos en manos y pies de lo que les toca.
  10. Obesidad infantil.
  11. Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), además de retraso cognitivo y coeficientes intelectuales más bajos.
  12. Trastornos del sueño.

Hay más patologías que parecen estar relacionadas con la exposición intra-utero a la nicotina, como la Diabetes Mellitus y la Esquizofrenia, pero todavía no disponemos de datos definitivos.

Y no se nos puede pasar por alto que el tabaquismo de los padres conlleva en muchos casos el tabaquismo de los hijos con inicio durante la pubertad y la adolescencia. No hay que olvidar en ningún momento que somos el ejemplo para nuestros hijos y que de nada vale decirles “no fumes que es malo” si después cogemos un cigarrillo y lo fumamos delante de ellos. El ejemplo vale siempre más que la palabras. Además en los últimos estudios destaca la posibilidad de que el tabaquismo en los hijos de los fumadores sea además favorecido por la exposición a la nicotina en el aire respirado durante la infancia.

En conclusión, el tabaco es malo siempre, pero si eres padres o quieres serlo es todavía más desaconsejable. Sabemos que es difícil renunciar a esta costumbre por la fuerte adicción que produce pero actualmente disponemos de métodos muy efectivos para la deshabituación, y tu médico de familia te puede asesorar y ayudar en el proceso.

Ahora conoces el daño que le estás haciendo a tus hijos…esperemos que sea una motivación suficiente para el cambio.

Bibliografía:

  1. Cigarette and tobacco products in pregnancy: Impact on pregnancy and the neonate. D Rodriguez-Thompson. Feb 2019. UpToDate.
  2. Secondhand smoke exposure: Effects in children. J M Samet, M Sockrider. Feb 2019. UpToDate.
  3. Association of prenatal and childhood environment smoking exposure with puberty timing: systematic review and meta-analysis. Y Chen, Q Li, Wenyan Li, Xu Deng. Environmental Health and Preventive Medicine (2018) 23:33.
Pide cita

Comments

comments

Deja un comentario