Cómo prevenir los accidentes por caídas en los niños

Pese a que la tasa de accidentes infantiles ha ido bajando a partir del 1987, sigue habiendo mucho de ellos, incluso algunos fatales. Las caídas son entre las causas más frecuentes de atención médica en niños, sobre todo menores de 5 años y son la tercera causa de muerte y la primera causa de hospitalización por accidente en la Unión Europea en menores de 19 años.

Y este hecho deriva de una combinación de factores tales como la curiosidad, la inmadurez psico-motoria y la incapacidad para reconocer los peligros, típicos de los niños en edad pre-escolar. En este rango de edad el 80% de los accidentes ocurre en el mismo domicilio del niño.

¿Y cómo podemos prevenir y evitar estos accidentes?

La caída desde alturas es una causa frecuente de daños más bien graves, como traumatismos cráneo-encefálicos, traumatismos torácicos y fracturas, además de muerte. Por debajo de los 4 años las caídas más graves son desde las ventanas y suelen ocurrir a niños de esta edad que juegan sin ser supervisados por debajo de ventanas generalmente abiertas (estos accidentes aumentan en primavera y verano). En niños más pequeños, entre los 6 y los 11 meses las caídas graves más frecuentes son por las escaleras. También hay caídas desde camas, literas, columpios, andadores, etc. Vamos a ver ahora cómo prevenir estos accidentes.

1. Caídas desde las ventanas

Son caídas que suelen cursar con traumatismos graves e incluso muerte, por lo que hay que prestar mucha atención a evitar ese tipo de accidentes. Por debajo de los 5 años son las caídas más frecuentes.

¿Qué podemos hacer para prevenir las caídas desde las ventanas?

  • Utilizar sistemas de bloqueo para las ventanas ( nunca dejarlas completamente abiertas )
  • Evitar colocar muebles por debajo de las ventanas
  • Supervisar siempre a los niños pequeños
  • Mantener las ventanas cerradas en las habitaciones donde juegan los niños
  • Evitar utilizar las mosquiteras como sistema de seguridad ya que generalmente no soportan el peso de un niño

2. Caídas de las escaleras

Son caídas más frecuentes en los bebés, sobre todo de los 6 a los 12 meses, y también pueden cursar con traumatismos graves.

¿Qué podemos hacer para prevenir las caídas de las escaleras?

Instalar barreras protectoras al pie y en la parte superior de cada tramo de escaleras y mantenerlas siempre cerradas. Hay que prestar atención a qué tipo de barrera compramos ya que es importante que los barrotes sean verticales ( del caso contrario el niño podría escalar la barrera ). Recordemos también que a partir de los 24 meses están desaconsejadas ya que la fuerza y el peso del niño pueden vencerlas y crear daños incluso más graves.

3. Caídas con andadores y tacatá para bebés

Los andadores para bebés tienen mucha difusión comercial y más del 50% de las familias a nivel mundial los suele adquirir como juguete para sus retoños. Pero hay que tener mucho cuidado ya que se asocian al 12-50% de los accidentes en los bebés, ya que les permiten desplazarse a gran velocidad sin tener ellos todavía ni la conciencia del peligro, ni suficiente madurez psico-motoria. Se ha visto que hasta la mitad de los niños que usan andadores tienen accidentes relacionados con el uso del mismo, aún estando supervisados por parte de sus padres. Si quieres saber más sobre este tema visita ¿Se recomiendan los andadores para bebés?

¿Qué podemos hacer para prevenir las caídas con los andadores?

¡Simplemente no comprarlos! Sin ellos nuestros hijos aprenderán a caminar antes, mejor, de una forma más correcta y sin riesgos.

4. Caídas desde la trona

Las caídas desde las tronas son bastante frecuentes en niños muy pequeños, sobre todos en los menores de 12 meses. Aunque no suelen causar daños graves, lo ideal es reducir este riesgo y tener en cuenta de que la mayoría de los niños que se caen de las tronas lo hacen porque no están correctamente sujetos.

¿Qué podemos hacer para prevenir las caídas de las tronas?

  • Sujetar correctamente el niño a la trona
  • Utilizar tronas de base ancha
  • Evitar acercar la trona a mesas y otras superficies para que el niño no se empuje
  • Nunca dejar a un niño sólo en una trona

5. Caídas de camas y literas

Las caídas desde las camas son muy frecuentes pero no suelen causar daños graves, pero si la cama es una litera pueden resultar muy peligrosas.

¿Qué podemos hacer para prevenir las caídas desde camas y literas?

  • Poner barandilla en la cama superior
  • Sujetar bien la escalera a la cama
  • Nunca poner a niños menores de 6 años en la cama de arriba de una litera

6. Caídas desde los carritos de la compra

Las caídas desde los carritos de la compra también son muy frecuentes y suelen ocurrir por una mala utilización de los mismos. Hay que tener en cuenta que los carritos por su estructura no suelen ser una opción segura para transportar a un niño, por lo que si lo hacemos hay que tener en cuenta unas cuantas cosas.

¿Qué podemos hacer para prevenir las caídas desde los carritos de la compra?

  • Si tienen arnés, asegurar al niño
  • Considerar otra opción de llevar al niño ( mochila o fular portabebé, carrito, etc. )
  • No colocar al niño en la zona del carrito donde va la compra
  • Nunca dejar al niño sólo en el carro de la compra

7. Caídas desde los muebles

Las caídas desde los muebles son muy frecuentes en los niños menores de 5 años, sobre todo en los menores de 12 meses. Suelen ocurrir porque los niños no están supervisados por los padres y escalan los muebles de la casa sin tener todavía la psicomotricidad necesaria para poder hacerlo en seguridad. Otras caídas muy frecuente son las de los bebés desde el cambiador porque los padres mientras los cambian se ausentan temporáneamente para buscar pañales, cremas, servilletas, ropita, etc.

¿Qué podemos hacer para prevenir las caídas desde los muebles?

  • Enseñar a nuestros hijos a no trepar por los muebles de la casa
  • Supervisar siempre a los niños
  • Asegurarnos de que tenemos todo el material necesario en el cambiador antes de cambiar a un bebé
  • Nunca dejar a un bebé sólo en un cambiador, ni por segundos

Como última consideración hay que señalar que la mayoría de las caídas en niños y bebés ocurren porque no hay supervisión por parte de los padres, que suelen estar ocupados en otras tareas o mirando al móvil.

Por lo que la recomendación más importante es de vigilar siempre a nuestros hijos y de jugar con ellos: serán más seguros y también más felices.

Bibliografía

  1. Prevention of falls in children. AC Gill, NR Kelly. UpToDate. Feb 2019
  2. Recomendaciones de las AEP ( Asociación Española de Pediatría )

Comments

comments

Deja un comentario