Plagiocefalia y Tortícolis Muscular Congénita

¿Qué es la Plagiocefalia?

La Plagiocefalia es una deformidad de la cabeza de los recién nacidos en la que la región parieto-occipital de un lado está más aplanada y la correspondiente zona frontal más abultada, dando a la cabeza la forma de paralelogramo. También puede presentarse como plagiocefalia central, sin necesidad de ser asimétrica.

Es una condición bastante frecuente debida a la compresión de la cabeza del bebé, que se asocia con frecuencia a la asimetría de ojos, orejas y a la tortícolis muscular congénita. Se detecta al nacimiento o en los primeros meses de vida.

Plagiocefalia

Y ¿La Tortícolis Muscular Congénita?

La Tortícolis Muscular Congénita es una deformidad músculo-esquelética que se manifiesta con la rotación persistente de la cabeza hacia el lado afecto y el mentón rotado hacia el lado opuesto. El músculo afectado es el esternocleidomastoideo.

Es una condición muy frecuente (se estima una incidencia del 16% de los recién nacidos) que se suele detectar al nacimiento o en los primeros meses de vida. Se asocia con frecuencia a la Plagiocefalia.

Tortícolis Muscular Congénita

¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene Tortícolis o Plagiocefalia?

Generalmente estas condiciones se detectan en las primeras revisiones con el Pediatra tras el nacimiento. Él valorará la cabeza del recién nacido y en base a la condición que presente decidirá derivarlo al Traumatólogo Infantil, al Neurocirujano o al Rehabilitador. En ambos casos es de primaria importancia un diagnóstico precoz para empezar cuanto antes los tratamientos adecuados y evitar que se cronifiquen estas condiciones.

¿Porqué aparece la Plagiocefalia?

Para este trastorno hay causas intra-uterinas como embarazos múltiples, malformaciones genéticas, malformaciones uterinas, elevado peso fetal, presencia de tortícolis, etc.

También hay factores que entran en juego después del nacimiento. La causa más frecuente es por dejar al bebé mucho tiempo boca-arriba en su cuna: los huesos y las partes blandas de los recién nacidos son muy maleables y si los dejamos mucho tiempo tumbados en la espalda la cabecita terminará aplanándose.

¿Y la Tortícolis?

La Tortícolis Muscular Congénita aparece en la mayoría de los casos por causas intra-uterinas: el bebé tiene poco espacio en el vientre materno y termina adoptando la posición en la que se ha pasado la mayoría del tiempo. Factores que favorecen la aparición de tortícolis son: embarazos múltiples, oligohidramnios, elevado peso fetal, madres primerizas, etc.

¿Porqué debería preocuparme si mi hijo tiene plagiocefalia o tortícolis?

En el caso de la Plagiocefalia hay que seguir estrechamente al bebé y proporcionarle tratamientos adecuados ya que se ha visto que los niños que no se tratan tienen un riesgo mucho más alto de retraso del lenguaje, retraso mental y retraso psicomotor. Además estos niños presentan asimetrías faciales que alteran su imagen corporal.

En el caso de la Tortícolis Muscular Congénita probablemente el aspecto más relevante a tener en consideración es que los bebés con esta condición también pueden presentar Displasia o Luxación de Cadera, por lo que resulta de primaria importancia una valoración adecuada de las caderas del bebé y un seguimiento estrecho. Es común que la Tortícolis Muscular Congénita aparezca conjuntamente con otras anomalías como Plagiocefalia, Metatarso Aducto y Displasia de Cadera, que en el conjunto cogen el nombre de “síndrome del niño moldeado”.

¿Qué puedo hacer si mi hijo tiene Plagiocefalia o Tortícolis?

Como hemos dicho con anterioridad, el Pediatra valorará la derivación a Neurocirugía, Traumatología Infantil o Rehabilitación y el especialista que se encargará del niño le indicará las opciones terapéuticas más adecuadas. Los tratamientos posibles son:

1. Entrenar a los padres en los cuidados diarios

Se les enseñará como coger y como amamantar al bebé. Se les explicarán unos ejercicios de estiramiento a realizar 5-6 veces al día. Además se les explicará la importancia de los frecuentes cambios de postura. Recordemos que los bebés tienen que dormir boca-arriba y jugar boca-abajo: se recomienda colocarlos varias veces al día mientras estén despiertos boca abajo (siempre controlándolos) para que estimulen la musculatura de espalda y cuello.

Tortículis Muscular Congénita
Bebé que duerme boca arriba
Tortículis Muscular Congénita
Bebé que juega boca abajo

Se desaconseja dejarlos por tiempo prolongados en maxi-cosi mientras que sí se recomienda llevarlos en fulares y mochilas portabebés cuando se dan paseos en lugar de dejarlos todo el tiempo en los carritos. No hay evidencia de que los cojines para la plagiocefalia aporten beneficios y no se recomiendan por el riesgo de asfixia.

2. Fisioterapia

Se indicará en muchos casos ya que se ha demostrado su eficacia en solucionar hasta el 90% de las tortícolis. Los mejores resultados se logran cuando la fisioterapia se acompaña de las medidas domiciliarias descritas anteriormente.

3. Inyección de toxina botulínica

En el caso de la Tortícolis, se puede valorar la posibilidad de inyección de toxina botulínica en el esternocleidomastoideo, en los casos que no responden a fisioterapia.

4. Cascos

En el caso de la Plagiocefalia, uso de cascos en los casos resistentes, aunque en el momento actual no tenemos suficiente evidencia científica para recomendarlos de forma rutinaria.

5. Cirugía

Se reservará para los casos más graves en ambos trastornos.

Si sospecha que su bebé padezca de Tortícolis Muscular Congénita y desea una valoración puede solicitar una cita conmigo. En la página de Contacto podrá elegir entre los diferentes centros donde trabajo.

Bibliografía:

  1. Congress of Neurological Surgeons Systematic Review and Evidence-Based Guideline for the Management of Patients With Positional Plagiocephaly: The Role of Physical Therapy. Baird LC, Klimo P Jr, Flannery AM. Neurosurgery. 2016 Nov;79(5):E630-E631.
  2. Plagiocephaly and Developmental Delay: A Systematic Review. Martiniuk AL, Vujovich-Dunn C, Park M, Yu W. J Dev Behav Pediatr. 2017 Jan;38(1):67-78.
  3. Early Diagnosis and Treatment of Children with Skull Deformations. The Challenge of Modern Medicine. Anna Binkiewicz-Glińska, Anna Mianowska, Michał Sokołów. Dev Period Med. 2016;20(4):289-295.
Pide cita

Comments

comments

Deja un comentario