Mi hijo camina de puntillas

Una de las preocupaciones frecuentes de los padres es que su hijo “camina de puntillas” y quieren saber si es una condición patológica y cómo corregirla.

Para empezar ¿Qué es una marcha de puntillas?

La marcha de puntilla se define como la incapacidad para generar un apoyo del talón durante la fase de contacto inicial del ciclo de la marcha, y la ausencia de contacto pleno del pie durante la fase de apoyo.

Y¿Porqué ocurre?

Generalmente los niños caminan de esta forma peculiar cuando empiezan a dar sus primeros pasitos, entre los 12 y los 15 meses, simplemente porque así se encuentran más cómodos. Y en la mayoría de los casos corrigen de forma espontánea la marcha hacia los 2 o 3 años de edad.

Es a partir de este momento que hay que empezar a preocuparse si el niño sigue caminando de puntillas y solicitar una valoración por parte de un Traumatólogo Infantil.

¿Cuáles son las causas de la persistencia de la marcha de puntillas?

  • La marcha de puntillas idiopática (ITW): una condición que ocurre en el 7- 24 % de la población pediátrica sin predominio de sexo, de la que se desconocen las causas y que suele mejorar espontáneamente.
  • La Parálisis Cerebral Infantil espástica
  • El autismo
  • Por acortamiento del tendón de Aquiles
  • Por acortamiento de los gemelos
  • Otras causas

¿Qué puedo hacer si mi hijo camina de puntillas?

Como podemos ver las causas de marcha de puntillas son muchas por lo que será necesaria una valoración global del pequeño paciente por parte de su Pediatra y de un Traumatólogo Infantil. Una vez aclarado el origen de la condición se podrá entonces decidir cuál tratamiento resulta ser el más adecuado en cada situación.

¿Cuáles son los tratamientos posibles?

Patologías graves como la Parálisis Cerebral Infantil y el Autismo requieren un manejo multidisciplinar. Para las otras causas indicadas los tratamientos posibles son:

  • Fisioterapia: si el Traumatólogo Infantil no evidencia ninguna patología causante ( diagnosticando entonces de marcha de puntillas idiopática ) considerará derivar el pequeño paciente al Rehabilitador para que realice fisioterapia específica, el tratamiento clave de esta condición. Los fisioterapeutas enseñarán al niño y a los padres ejercicios y estiramientos para mejorar la marcha y alargar los tendones.
  • Yesos de estiramientos: en algunos casos especialmente resistentes a la fisioterapia se podrá optar por yesos de estiramientos seriados que provoquen un mayor estiramiento del sistema tendinoso. Se podrá valorar el uso conjunto de toxina botulínica en algunos casos. En este tipo de tratamiento se pueden utilizar los Yesos Waterproof para mejorar la calidad de vida del paciente.
  • Cirugía: se reserva para los casos más graves y resistentes, sobre todo en caso de acortamiento grave de tendón de Aquiles o de gemelos. Los niños que precisan este tipo de tratamiento son una minoría.

Si su hijo camina de puntillas puede solicitar una valoración en cualquier de los centros donde trabajo. Encontrará toda la información en Contacto.

Pide cita

Bibliografía:

  1. Does Idiopathic Toe-Walking Spontaneously Correct? K Reinker. The Journal of Bone and Joint Surgery. 100(8):e53, 2018 Apr.
  2. Long term gait outcomes of surgically treated idiopathic toe walkers. ML McMulkin, AB Gordon, BJ Tompkins. Gait Posture. 44:216-20, 2016 Feb.
  3. Idiopathic toe walking: to treat or not to treat, that is the cuestion. F Dietz, S Khunsree. Iowa Orthop J. 2012; 32:184-8
  4. Effect of a nonsurgical treatment program on the gait pattern of idiopathic toe walking: a case report. A Szopa, M. Domagalska-Szopa. Ther Clin Risk Manag. 2016 Feb 10; 12:139-46.


Comments

comments

Deja un comentario