Dolor de espalda en niños y adolescentes

El dolor de espalda es un síntoma común en niños y adolescentes: su prevalencia varía entre el 7 y el 58% de la población. Suele aparecer entre los 13 y los 15 años y no hay diferencia de incidencia entre niños y niñas.

Cuando aparece esta condición es necesaria una valoración por parte de un Traumatógo Infantil que realizará una historia clínica y una exploración completa. En caso de síntomas graves o persistentes el especialista podrá también pedir pruebas complementarias.

Pero ¿Porqué los niños tiene dolor de espalda?

Hay múltiples causas pero lo que hay que recordar es que en la mayoría de los casos es una patología benigna que resuelve espontáneamente. Pero siempre debemos descartar que a causar el dolor de espalda sea una patología grave.

Determinadas condiciones están asociadas a una incidencia mayor de dolor de espalda: sexo femenino, altura elevada, historia familiar de dolor de espalda, actividad física intensa, deportes de competición, estrés psicosocial, fumar, realizar trabajos manuales o llevar una mochila muy pesada.

¿Cuáles son las causas de dolor de espalda grave?

1. Enfermedad de Scheuermann

Es la causa más común de deformidad cifótica (presencia de joroba) progresiva y dolor lumbar y toraco-lumbar en adolescentes. Es la causa subyacente al 1-8% de los dolores de espalda, afectando por igual ambos sexos. Normalmente empieza al inicio de la pubertad y se le suele achacar el problema a una mala postura del niño lo cual puede causar retraso en el diagnóstico y en el tratamiento.

Enfermedad de Scheuermann Las Palmas
Enfermedad de Scheuermanns

Se diagnostica mediante radiografía, donde se observan numerosas alteraciones en las vértebras y una curva mayor de 45 grados.

El tratamiento consiste en antiinflamatorios y fisioterapia para mejorar y fortalecer la musculatura extensora. La indicación de ortesis y corsé esta muy debatida y se recomienda sólo en casos muy específicos, mientras la cirugía se reserva para los casos más graves.

2. Enfermedades infecciosas

Entre las causas infecciosas de dolor lumbar podemos encontrar discitis, osteomielitis vertebral, tuberculosis, absceso epidural y sacroileitis.

La causa más frecuente es la discitis o espondilodiscitis, debido a la gran vascularización del disco interventebral. Tiene una incidencia muy baja (1-2/30.000) y se suele presentar entre el año y los 3 años o más tarde en la adolescencia.

Discitis Las Palmas
Discitis

Los signos clínicos son muy inespecíficos: irritabilidad, cojera, incapacidad para la deambulación o dolor lumbar. La analítica tampoco aporta mucho al diagnóstico ya que no suele presentar claras alteraciones y las imágenes radiológicas inicialmente son poco significativas, apareciendo alteraciones en los discos y cuerpos vertebrales a partir de la 2ª-3ª semana.

Dada la clínica poco florida, la poca afectación analítica y las imágenes radiológicas poco significativas suele haber un retraso en el diagnóstico. Por lo que cuando hay una clara sospecha de esta condición se suele indicar una resonancia magnética.

3. Tumores

Afortunadamente son poco frecuentes en la población infantil, pero tienen que ser descartados. Muchos son tumores benignos como el osteoma osteoide, el osteoblastoma y el quiste oseo aneurismático.

Tumor óseo Las Palmas
Tumor óseo

4. Fracturas

Una fractura vertebral reciente puede ser responsable del dolor de espalda. Normalmente son fracturas por compresión vertebral y precisan de reposo relativo, analgesia, inmovilización con corsé y posterior fisioterapia.

¿Y cuáles son las causas de dolor de espalda leve-moderado?

1. Espondilolisis y espondilolistesis

Son una de las causa más frecuentes de dolor lumbar en niños y adolescentes. La espondilolisis es una patología común ya que afecta aproximadamente el 5% de la población, y es asintomática en la mayoría de los casos. Puede ser sintomática en pacientes jóvenes y el dolor puede durar un tiempo considerable. Afecta principalmente las últimas vértebras lumbares.

Espondilolisis Las Palmas
Espondilolisis

La espondilolistesis se produce cuando hay una afectación bilateral de la pars interarticularis y se desplaza la vertebra lumbar. Es más frecuente en niños y atletas que tengan que realizar movimientos repetitivos de extensión, flexión y rotación de columna ( fútbol, gimnasia rítmica, etc…), aunque también puede haber una predisposición genética en algunos casos.

El tratamiento es principalmente conservador mediante reposo deportivo, antiinflamatorios, corsé en algunos casos y fisioterapia. En algunas ocasiones es necesaria la cirugía, sobre todo en presencia de espondilolistesis y afectación del disco intervertebral.

2. Hernia discal lumbar

Es muy rara en adolescentes y mas rara aún por debajo de los 9 años. Del total de niños con dolor lumbar sólo un 10% tendrá como causa una hernia discal. Se presenta de manera diferente a la de los adultos. Entre el 30-60% se asocian a traumatismo o a lesiones deportivas.

Hernia discal lumbar Las Palmas
Hernia discal lumbar

Se presenta como dolor lumbar con o sin irradiación, limitando la flexión del tronco. Puede estar asociada a escoliosis lumbar y toracolumbar. Dada su poca prevalencia y la clínica poco florida suele producirse retraso en el diagnostico.

El tratamiento comienza con reposo relativo, antiinflamatorios y cese de la actividad deportiva para a continuación comenzar con fisioterapia. En casos de no respuesta al tratamiento conservador y fisioterapia se valorará el tratamiento quirúrgico. De todas formas hay que tener en cuenta que las hernias discales de niños y adolescentes no suelen presentar ni las mismas complicaciones ni las mismas necesidades de cirugía de las de los adultos.

3. Escoliosis

La escoliosis idiopática afecta al 1-3% de los niños y adolescentes. Se diagnostica mediante el test de Adams y la aparición en la radiografía de mas de 10º de curva. Para información más detallada puede consultar la página de Escoliosis Idiopática o leer el post ¿Cuál es el mejor deporte para la escoliosis idiopática?. En la página de Descargas hay una pequeña guía para padres de niños con esta condición.

El dolor en la escoliosis es muy poco frecuente, por lo que la aparición de dolor en una escoliosis idiopática debe ser considerado un signo de alarma y es una indicación absoluta para realizar una resonancia magnética.

4. Contractura muscular

Los espasmos musculares pueden ocasionar dolor de espalda. Ocurren tras esfuerzos prolongados, deportes de alta demanda funcional o «malas posturas». Hay que tener en cuenta que pueden persistir semanas o incluso meses si no se tratan adecuadamente. Normalmente responden bien a un programa de estiramientos, analgesia y medidas locales.

Si su hijo tiene dolor de espalda y precisa una valoración, en la página de Contacto encontrará todos los centros donde trabajo para pedir cita.

Pide cita

Bibliografía:

  • Back pain in children and adolescents. F Altaf, MK Heran, LF Wilson. Bone Joint J 2014 Jun;96-B(6):717-23
  • Pediatric Orthopedics in Practice. Hefti. R Brunner, F Freuler, C Hasler, G Jundt. 2007

Comments

comments

Deja un comentario