Mi hij@ tiene los dedos de los pies «torcidos»

Un motivo frecuente de consulta al Traumatólogo Infantil es la preocupación de los padres porque sus hijos tienen algunos dedos de los pies “torcidos”. Hay 3 condiciones muy frecuentes relacionadas con esta deformidad:

  1. La clinodactilia (o “curly toe”), que se da cuando el 4º o el 5º dedo de uno o de ambos pies se presenta rotado medialmente y hacia la planta del pie
  2. El dedo supraductus, que consiste en que un dedo sea superpuesto a los otros
  3. El dedo infraductus, cuando un dedo queda por debajo de los otros

Debemos tener en cuenta que hay muchas otras alteraciones de los dedos de los pies, pero son menos frecuentes.

¿A qué edad aparece este defecto?

Los descritos anteriormente son defectos congénitos y suelen aparecer desde el nacimiento. De hecho se pueden diagnosticar antes del nacimiento con las ecografías. Hay que tener en cuenta que tienen un componente genético y es muy probable que los padres de los niños con estas malformaciones también las presenten.

¿Qué tengo que hacer si mi hij@ tiene los dedos torcidos?

Lo ideal es que sea valorado por parte de un Traumatólogo Infantil para descartar patologías graves o que requieran cirugía.

Y ¿Cómo se corrige este defecto?

Entre el 25 y el 50% de los casos se resuelven espontáneamente con el crecimiento del niño. También se puede optar por una técnica no invasiva, la sindactilia, que consiste en juntar el dedo patológico del recién nacido con el de al lado con esparadrapo. Esta técnica en varios estudios ha resultado exitosa, solucionando hasta el 94% de las deformidades.

En el caso de dedos que no hayan sido tratados de forma no invasiva al nacimiento y que no hayan mejorado con el crecimiento, la única solución es la cirugía. En todo caso será el Traumatólogo Infantil quien, tras valorar al pequeño paciente, decidirá si precisa o no tratamiento quirúrgico.

Bibliografía:

    null
  1. Prospective study of a noninvasive treatment for two common congenital toe abnormalities (curly/varus/underlapping toes and overlapping toes). Smith WG, Seki J, Smith RW. Paediatr Child Health. 2007 Nov;12(9):755-9.
  2. Congenital curly toe of the fetus. JY Cho, JH Park, JH Kim. Ultrasound Obstet Gynecol 2004; 24: 417–420.

Comments

comments

Deja un comentario